La primera revista para escritores

H. H. Munro, seudónimo: Saki

0 77

El autor Hector Hugh Munro, conocido como Saki, nació en Birmania en 1870.

Mi versión es que el genio de Saki ha ensombrecido a Hector Hugh Munro.

Los relatos de Hector Hugh Munro, más conocido por el seudónimo de Saki, son crueles y desternillantes. Con frecuencia, después de la risa, al lector le suele sobrevenir cierta inquietud. Porque es imposible no reconocer el fondo perverso de su sentido del humor, o no sorprenderse del desapego emocional con el que trata a sus personajes y a la sociedad de su época. Saki es uno de esos raros autores cuya obra provoca curiosidad sobre su persona. Un individuo que empleaba sus ratos libres en las trincheras de la I Guerra Mundial para escribir un relato sobre los pájaros en el frente merece, como poco, el calificativo de impasible. Sin embargo, se trata del mismo que se había alistado como voluntario para luchar, cuando por su edad estaba exento, y que acabó muriendo en la terrible batalla del Somme en 1916. Sin duda, la suya era una personalidad compleja, aunque no se refleje en la biografía que circula sobre él y que reduce su vida a una serie de anécdotas. Os la resumo.

Nació en Birmania en 1870, cuando el país pertenecía al Imperio Británico, donde su padre era inspector general de la policía; su madre murió cuando él tenía dos años corneada por una vaca; pasó su niñez en Inglaterra al cuidado de unas tías y una abuela intransigentes que amargaron para siempre su carácter, lo que explicaría la misoginia de sus textos; en cuanto pudo se alistó en la policía birmana, aunque tuvo que abandonarla tres años después por problemas de salud; trabajó como periodista; y la última frase que se le escuchó antes de ser abatido por un francotirador fue “¡Apaga ese maldito cigarrillo!”

Hay que admitir que la historia es ingeniosa (aunque los episodios de la vaca y del cigarrillo parezcan forzados para suscitar el mismo efecto mordaz de los cuentos del autor). Y que ayuda a entender su carácter avinagrado y su distanciamiento emocional. Pero no es capaz de explicar algunos de los sucesos más relevantes de su vida. Como sus ansias de heroicidad en la Gran Guerra y que su primer libro, donde más se delata un escritor y el único firmado con su verdadero nombre, fuera una obra seria e histórica acerca del Imperio Ruso.

Mi versión es que el genio de Saki ha ensombrecido a Hector Hugh Munro. Clic para tuitear

Mi versión es que el genio de Saki ha ensombrecido a Hector Hugh Munro. Ya va siendo hora de que descorramos la máscara cínica de Saki y descubramos el sufrimiento del hombre que escondía (y protegía). Desde niño, Munro había sido apartado de la vida que había soñado: del cariño de una familia y de la gloria de servir al Imperio Británico en la policía birmana. Obligado a vivir en la metrópoli, rodeado de una sociedad que consideraba insustancial, reservó su sensibilidad para los niños y los animales. Desde esta óptica, cobra sentido que lo más parecido a una descripción de su experiencia bélica (necesariamente traumática) la encontremos en un relato sobre pájaros. Uno de los pocos en los que Munro y Saki estuvieron a punto de fundirse en una única mirada.

«En el extremo de un bosque asolado (…), en un momento en que la metralla (…) arrasaba ese abnegado lugar (…), una pequeña hembra de pinzón se puso a revolotear mecánicamente de un lado a otro (…). Los heridos que allí yacían, en caso de que alguno se fijara en el pajarito, bien pudieron preguntarse por qué algo con alas (…) decidía permanecer en semejante lugar. Había un huerto destrozado junto al asolado bosque, y la probable explicación (…) era que tenía un nido con crías a las que era incapaz de alimentar por miedo y de abandonar por lealtad».

Beatriz Cortel

www.beatrizcortel.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies