La primera revista para escritores

Entrevista con Alberto Góngora, ilustrador

0 346

Entrevista con Alberto Góngora

Alberto Góngora (13-08-1985). Ilustrador madrileño especializado en el género de terror y fantasía. Cursó sus estudios de ilustración tradicional y digital en la escuela Arteneo. En la actualidad divide su actividad como portadista e ilustrador para libros, revistas y diversas antologías de relatos, y storyboards en el sector publicitario para la empresa TAKEARTWAY.

Pasó su infancia devorando los libros de Pesadillas de R.L.Stine y quedó fascinado por sus portadas e imaginando y soñando poder hacer lo mismo algún día. Alberto es un ilustrador completo y versátil, en continuo proceso de evolución y aprendizaje.

¿En qué consiste el trabajo de un ilustrador?

Bueno, el ilustrador es el encargado de crear y desarrollar el material gráfico para un proyecto, ya sea partiendo de un texto o idea. Con el objetivo de transmitir un mensaje concreto, a un público concreto. Somos el filtro que transforma cualquier concepto en una imagen.

¿Cómo es el trabajo diario de un ilustrador?

Nadie dijo que fuera fácil, me suelo decir yo a menudo…
Necesitas fuerza de voluntad, pasión, mucho café y música que te suba la moral.
En mi caso lo alterno con otro trabajo que no tiene nada que ver, por lo que suelo dibujar por las noches, en huecos libres durante el día y los fines de semana. Esto hace que duerma poco y cuando se me acumulan muchos encargos suele ser bastante estresante.
Luego es un trabajo solitario, a la par que bello y placentero, como todos los trabajos creativos, aunque a veces este proceso se acabe convirtiendo en un tormento.

¿Cuáles son las herramientas de trabajo de un ilustrador?

Eso es cuestión de cada uno, con sus manías y sus cosas.
Con un lápiz y un papel para empezar bastaría, un PC y escáner también son fundamentales, cámara de fotos, material de documentación, etc.
Luego para el desarrollo es más complicado, son bastantes materiales de trabajo los que existen, dependiendo de la técnica que utilizes necesitarás unos materiales u otros, desde los pinceles hasta el soporte de papel.
Pero no hay que ser especialito con las herramientas, el gran dibujante y profesor uruguayo Alberto Breccia utilizaba cuchillas de afeitar y la parte peluda de un puerro para crear texturas, y el resultado era algo increíble…

¿En qué te consideras más especializado?

Terror e ilustración fantástica.

¿Quiénes son tus clientes: autores, editoriales, otras empresas…?

Como ilustrador freelance tengo todo tipo de clientes y hay que saber adaptarse a cada uno, por una parte está el autor independiente que autopublica su libro, por otra parte están las editoriales y agencias.

De un tiempo a esta parte me he especializado en las portadas, cosa que me encanta, ya sea para magazine, novela, antología de relatos, o incluso cine.

¿Cuáles son los trabajos que más te encargan?

De un tiempo a esta parte me he especializado en las portadas, cosa que me encanta, ya sea para magazine, novela, antología de relatos, o incluso cine.

¿Qué géneros son los que más trabajas?

Terror y fantasía.

¿Con qué géneros te sientes más cómodo trabajando?

Textos para adultos, clásicos… Textos que yo pueda llevar a mi terreno y reinterpretar, y considero que mi terreno es el terror y la literatura fantástica para dar rienda suelta al pincel. Todo lo que esconda un misterio y oscuridad detrás, hace que me divierta, y no hay nada mejor que eso, ¿verdad?

En cuanto a ideas, ¿cuál es el material mínimo que necesitas a la hora de iniciar un proyecto?

Cuanta más información tenga, siempre es mejor. Como aficionado a la lectura que soy siempre prefiero leer la obra, aunque muchas veces por carga de trabajo, desgraciadamente, no puedo.
En principio con una sinopsis y unos datos concretos bastaría para empezar a desarrollar una idea.

¿Cómo dirías que se conjuga la creatividad con los límites de los encargos que recibes?

La creatividad depende del encargo, con mayor o menor libertad, hay que tener cuidado con ella para no salirse del guion. Cuando se parte de un texto, hay que ceñirse a él y no dar demasiada rienda suelta a la creatividad, para ello están los proyectos personales, porque si no, quizá la imagen no sea la deseada por el autor para representar su obra. Y entonces no tendría sentido…

Portada Alberto Góngora
Portada ilustrada por Alberto Góngora

¿Cómo es el proceso de trabajo?

En mi caso, bastante flexible, caótico e intuitivo. Depende de cada trabajo, claro, y el tiempo que tenga.
Cuanto más tiempo tenga hasta la fecha de entrega, más gozoso es el proceso creativo y la búsqueda de documentación, que es fundamental.
La clave está en el texto a ilustrar, por lo que hay que bucear en él leyendo una y otra vez hasta que encuentras algo, una semilla, que es la que va a hacer que a continuación puedas empezar a parir la ilustración.
Lo de la inspiración bohemia aquí no vale, son cuentos chinos, lo que va a hacer que obtengas el resultado deseado son horas y horas de trabajo sobre la mesa de dibujo, probando cosas hasta que sale algo interesante. En estas búsquedas suelo dibujar en papel unos dibujos muy pequeños, de este modo no me pierdo en detalles concretos, voy probando e imaginándome el resultado final que podría tener, hasta que sale algo.
Muchos bocetos y cambios hasta que llego a lo que quiero plasmar, partiendo de las directrices de la editorial o el cliente en particular (si es que lo hay), luego hago una propuesta de varios estilos de entre los que se escoge uno, el que ya empiezo a desarrollar y a pulir sobre el papel. Luego, sobre la marcha, van saliendo cosas e ideas que no estaban dentro de mis planes previos, así que muchas veces la imagen final dista bastante del concepto inicial, pero eso me parece divertido y estimulante. Aunque a veces termine tirándome de los pelos.

¿Lees las obras que ilustras?

Lo intento siempre, y me gusta mucho, como aficionado a la lectura que soy. Como ya digo, cuanta más información tenga mejor, para sacar el máximo jugo posible de la historia. Y el hecho de leérmela hace que el proceso sea más atractivo desde mi punto de vista.

¿Alguna vez has tenido que rechazar algún trabajo?

Alguna vez, muy pocos, pero sí. Da mucha rabia, pero hay que aprender a dosificar el trabajo en relación con el tiempo libre del que dispones. Que, desgraciadamente, no es mucho.

¿Te sientes especialmente orgulloso de algún trabajo en particular?

Es una pregunta difícil, cada proyecto tiene una historia detrás que hace que le tengas estima, cuando acabo un trabajo me siento como un niño con juguete nuevo, como si hubiera un miembro más en mi familia. Pero quizá, me quede con la primera portada oficial que hice, para el número 3 de la revista de literatura fantástica Vuelo de cuervos. Es una revista fantástica a la que estoy muy agradecido.

¿Con qué trabajo consideras que has llegado más lejos?

Con el próximo que haga.

Un ilustrador lo es las 24h, como estilo de vida, las ideas nacen de una observación concienzuda, de una curiosidad, rasgo que me parece imprescindible para un ilustrador

¿Recuerdas algún caso en el que no hayas conseguido plasmar lo que el autor quiere ver en la portada de su libro?

No. Eso no se puede permitir, ja, ja.
Esa es la base para ilustrar. No habría conseguido el objetivo, y no hubiera valido para nada todo mi trabajo.

¿Cuál ha sido el encargo más difícil que te han hecho?

Estoy metido en un proyecto de temática japonesa que me quita bastante el sueño.

¿Hay algún tipo de dibujo que no harías nunca?

Uuhhmmm, no. No le hago ascos absolutamente a nada. Me gusta tocar todos los palos, desde la ilustración de libro infantil, ilustración científica para enciclopedias, o un cuento erótico.

¿Qué hace un ilustrador cuando no ilustra?

Es bueno desconectar, pero a mí se me hace bastante complicado en la mayoría de las ocasiones. Un ilustrador lo es las 24h, como estilo de vida, las ideas nacen de una observación concienzuda, de una curiosidad, rasgo que me parece imprescindible para un ilustrador; el cine, la música, los viajes, esos estímulos que hacen que te despegues de la realidad son lo que luego hacen que puedas desarrollar ideas y meterte en proyectos jugosos.
Yo, cuando no pienso en la ilustración que me está esperando cuando llegue a casa, estoy pensando en la próxima que tengo que hacer, o recogiendo documentación por cualquier sitio haciendo fotos con la cámara.

Muchas gracias por concedernos esta entrevista y por tu amabilidad. Por último, dinos qué tiene que hacer un autor que quiera contratar tus servicios para hacer una portada o para ilustrar su obra.

Escribirme un correo a albertogongora.ilustracion@hotmail.com estaría muy bien, contándome el proyecto y su idea. También con mucho gusto estoy al otro del blog y teléfono.

 

 

Portfolio web: http://bit.ly/2fuqbey

Blogspot: http://albertogongora.blogspot.com.es/

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies